Internacionales

Segundo incendio destruye lo poco que quedaba de gran campamento de refugiados de Grecia

Un segundo incendio desatado anoche en el superpoblado campamento de refugiados de Moria, el más grande de Grecia y Europa, destruyó lo poco que quedaba luego de un primer gran incendio ocurrido horas antes, lo cual dejó sin techo a miles de personas más.

Exresidentes del campamento, que había sido puesto en cuarentena por el coronavirus, volvieron esta madrugada al lugar para intentar recuperar algunas de sus pertenencias de entre los restos chamuscados de los contendedores y tiendas donde vivían.

Muchos pasaron la noche durmiendo a la intemperie, a un costado de una ruta o en un cementerio tras los incendios, que reavivaron el debate sobre el fracaso de la Unión Europea (UE) a la hora de gestionar humanamente el aluvión de solicitantes de asilo.

Nuevos focos de incendio se activaron también hoy a la mañana entre las tiendas ubicadas fuera del perímetro del campamento, avivados por fuertes vientos, informó la cadena CNN.

Autoridades dijeron que los dos incendios mayores fueron provocados, el primero de ellos, el de anteanoche, por solicitantes de asilo descontentos con la cuarentena impuesta en el lugar luego de detectar 36 casos de coronavirus entre los habitantes del campamento.

Ese incendio había dejado sin techo a unos 3.500 de los más de 12.500 habitantes del campamento de Moria, y las autoridades enviaron anoche carpas en un vuelo, así como un ferry y dos barcos de la Marina para albergar a los migrantes de manera temporaria.


Un incendio arras con el campo de refugiados ms grande de Europa ubicado en Grecia

Pero nuevos incendios se iniciaron anoche en las partes del campamento que habían resultado indemnes y destruyeron el grueso de lo que había quedado en pie, lo que provocó que miles de solicitantes de asilo más abandonaran el lugar.

El vocero del Gobierno, Stelios Petsas, dijo que el segundo incendio también fue deliberado y que dejó sin techo a la vasta mayoría de los habitantes de Moria.

“Algunas personas no respetan al país que los alberga, y parecen esforzarse en probar que no buscan un pasaporte a una vida mejor”, dijo el vocero a medios en Atenas. Y agregó que quienes comenzaron los incendios “lo hicieron porque consideraban que si incendiaban Moria, abandonarían la isla de manera indiscriminada. Bueno, díganles que no entendieron. (Ahora) no saldrán por el incendio”, agregó.

Petsas reiteró que los únicos residentes de Moria autorizados a salir de Lesbos fueron los 406 menores y adolescentes no acompañados que anoche fueron trasladados a Grecia en un vuelo.

Organizaciones humanitarias habían advertido que Moria era un polvorín, dadas las pésimas condiciones en que vivían sus más de 12.500 residentes en un lugar con capacidad para 2.750 personas.

En el campamento viven migrantes que huyeron de guerras o de la pobreza en países de Medio Oriente, África y Asia

En el campamento viven migrantes que huyeron de guerras o de la pobreza en países de Medio Oriente, África y Asia y que llegan de manera clandestina a las islas griegas en precarias embarcaciones que parten de la costa de Turquía y cruzan el mar Egeo.

El campamento se había convertido en un símbolo del fracaso de la Unión Europea (UE) para manejar de manera humana esta crisis de migrantes y refugiados, que se remonta a muchos años pero se agravó y tuvo su pico en 2015 con la guerra en Siria.

“Se ha dejado que Grecia lidie sola con miles de personas que llegan a nuestro país”, dijo hoy el ministro de Asuntos Europeos griego, Miltiadis Varvitsiotis, a la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo en Bruselas.

Varvitsiotis dijo que Europa necesita una nueva política migratoria que se centre en dar refugio a las personas que realmente necesitan asilo, impedir la entrada de inmigrantes ilegales y repatriar a los que están varados en campamentos.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202009/512409-segundo-incendio-destruye-lo-poco-que-quedaba-de-gran-campamento-de-refugiados-de-grecia.html