Internacionales

En España, las mujeres y los jóvenes son los más castigados por la crisis económica

Las mujeres y los menores de 35 años son los más perjudicados por la crisis del coronavirus en España, al estar sobrerrepresentados en los sectores económicos mayormente perjudicados por las restricciones impuestas para controlar la propagación de la enfermedad, según un informe publicado hoy por el Banco de España.

España fue uno de los países más afectados de Europa y el mundo por la pandemia de coronavirus -con más de 28.000 muertos-, lo que llevó al gobierno a imponer durante más de dos meses un confinamiento muy restrictivo a la población, que a nivel económico desencadenó un declive histórico que el organismo financiero cifra en entre un 9% y un 11,6% del PBI.

En su informe anual, que cierra con cifras del inicio de junio de 2020, el Banco de España ya constató una caída en el primer trimestre de este año del 5,2%, la mayor contracción de la historia hasta el momento.

No obstante, en el segundo trimestre se espera que el retroceso sea aún mayor, entre un 16 y 21%, de acuerdo con las previsiones del organismo, que recomienda al gobierno español acometer “profundas reformas estructurales” a la economía, enormemente dependiente del turismo, para evitar que el alto endeudamiento se convierta en una situación “crónica”.

“En un escenario hipotético en el que las administraciones públicas no realizaran ningún esfuerzo fiscal estructural en los diez próximos años, la ratio de deuda pública sobre el PIB permanecería, a finales de 2030, en niveles muy por encima del 100%”, advierte el informe anual.

El Banco de España apoya en una primera etapa las medidas aprobadas por el Ejecutivo de coalición progresista para apoyar a las familias más vulnerables y a las empresas, e incluso pide que el respaldo financiero a las pymes se extienda más allá de lo provisto.

No obstante, una vez “afianzada la recuperación”, el organismo regulador asegura que será necesario “implementar un programa de consolidación fiscal par reconducir la dinámica de la ratio de deuda pública sobre el PIB”.

A pesar de que España entró en la etapa de “nueva normalidad”, en la que se convive con el coronavirus, el Banco de España remarca que aún se mantienen restricciones de movilidad y en sectores claves para la economía española.

Entre estos se incluyen las llamadas “industrias sociales” -que implican una alta interacción social como la hostelería, el comercio, actividades artísticas, de ocio y en general, el turismo-, lo que podría seguir influyendo de forma negativa en el vigor de la recuperación en el medio plazo.

Estos sectores emplean en un 44% a mujeres y en un 48% a menores de 35 años, y tienen de media rentas del empleo inferiores del resto de trabajadores.

En ese sentido, el Banco de España señala que como los más afectados son los sectores de mayor vulnerabilidad, esto afectará el dinamismo de la recuperación de la demanda agregada y la evolución de la desigualdad.

Como ejemplo, menciona que una mayor inestabilidad de la renta de los jóvenes retrasa la adquisición de bienes duraderos como la vivienda.

Por otro lado, en términos de vulnerabilidad, los últimos datos disponibles de la Encuesta Financiera de las Familias (EFF) del Banco de España las mujeres empleadas en las industrias sociales constituyen más del 50% de la renta del hogar.

Sin embargo, no siempre los más afectados viven en los hogares con menos renta, ya que muchos jóvenes lo hacen con sus padres, o mujeres con sus parejas, lo que permite “cierto grado de aseguramiento, aunque limitado ante pérdidas de empleo en los sectores más afectados por la pandemia”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202006/483372-mujeres-economia-espana.html