Nacionales

La magistrada nominada por Trump a la Corte Suprema se reúne con republicanos

La magistrada fue nominada el pasado sábado por el presidente Trump

La magistrada fue nominada el pasado sbado por el presidente Trump


La nominada a la Corte Suprema de Estados Unidos, la jueza conservadora Amy Coney Barrett, se reunió este martes con senadores republicanos para preparar su voto de ratificación en la Cámara alta, que el partido espera convocar antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre, pese al rechazo demócrata.

Barrett, de 48 años, se vio esta mañana con el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y tenía varias entrevistas con otros legisladores, entre ellos Lindsey Graham, que presidirá la audiencia de confirmación en la comisión de asuntos judiciales de la cámara, reportó la cadena CNN.

La magistrada fue nominada el pasado sábado por el presidente Donald Trump para ocupar la vacante que se produjo en el máximo tribunal por la muerte de la progresista Ruth Bader Ginsburg, considerada uno de los mayores íconos feministas del país, cuyos restos fueron inhumados hoy en en el cementerio nacional de Arlington, cerca de Washington.

Si bien los jueces conservadores ya detentaban una mayoría de 5 a 4 respecto de los liberales y progresistas, con este nuevo nombramiento el magnate pretende instaurar una corte ultraconservadora dispuesta a eliminar la reforma de salud de Barack Obama, revertir la legalización del aborto y, una a una, numerosas protecciones laborales, ambientales y civiles.

Más allá de lo que significa la designación de Barrett a nivel jurídico, la rápida investidura de la sucesora de Ginsburg es una decisión controvertida cuando falta poco más de un mes para las elecciones presidenciales.

Trump, que en las encuestas de intención de voto es superado por el candidato demócrata Joe Biden, apunta con esta maniobra a consolidar su voto duro.

La nominación fue ampliamente criticada por la oposición y organizaciones civiles, que sostienen que la decisión debe ser tomada por el ganador de los comicios.

Ante esta situación, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schummer, rechazó encontrarse con Barrett.

“No voy a reunirme con la jueza Barrett. ¿Por qué habría de reunirme con la nominada en un proceso tan ilegítimo?”, cuestionó.

Una negativa compartida por otros senadores opositores, aunque la legisladora Cory Cook, que integra la comisión de asuntos judiciales, manifestó que sí lo haría.

“Una de las cosas que quiero preguntarle es si se recusará en cualquier tema electoral que se nos presente. Si no se recusa, temo que la Corte quede más deslegitimada”, señaló Cook, citada por la agencia AFP.

La audiencia en la comisión está programada para el 12 de octubre y el voto del plenario está previsto para antes de los comicios.

Salvo una sorpresa inesperada, los republicanos, que cuentan con 53 de los 100 escaños del Senado, confirmarán a Barrett para este cargo vitalicio.

De ser así, el ala conservadora de la Corte podría disponer de una cómoda mayoría de 6 a 3.

Desde que entró a la Casa Blanca en 2017, Trump nominó a dos de los nueve integrantes del cuerpo.

En tanto, los restos de la jueza Ginsburg, fallecida el 18 de septiembre a los 87 años, fueron enterrados hoy durante una ceremonia familiar privada, indicó el cementerio militar donde yace el presidente John F. Kennedy.

Ginsburg recibió un último homenaje solemne el viernes en el Capitolio, en Washington, en presencia de Biden y de su compañera de fórmula, Kamala Harris.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202009/519696-la-magistrada-nominada-por-trump-a-la-corte.html