Nacionales

Ecuador: las ayudas sociales creadas por la pandemia caducarán en noviembre

Palacio de Carondelet, sede del Gobierno

Palacio de Carondelet, sede del Gobierno

El Gobierno de Ecuador anunció este miércoles que las ayudas aprobadas en la ley de Apoyo Humanitario para personas que no pueden cumplir con el pago de servicios básicos, seguros, alquileres o créditos bancarios dejarán de existir en noviembre, tras el fin del estado de excepción impuesto para frenar la pandemia.

El anuncio se dio en medio de la pandemia de coronavirus que en el país ya infectó a más de 112.000 personas y mató a 10.701, y luego de que la Corte Constitucional dictaminara que no habría una nueva extensión del estado de excepción y que, por lo tanto, dejaría al Gobierno sin sus facultades para adoptar decisiones que afecten las libertades ciudadanas.

La última vez que se renovó esta condición, que rige en Ecuador desde el pasado 16 de marzo, fue el 14 de agosto, y fue por solo 30 días adicionales, es decir, hasta el próximo domingo.

La ley de Apoyo Humanitario, aprobada en plena pandemia por el congreso, establece que hasta dos meses después de finalizado el estado de excepción, o sea hasta el 12 de noviembre, no se podrán ejecutar desalojos, a menos que el propietario pertenezca a un grupo de atención prioritaria, ni se podrán cortar servicios básicos de luz, gas y agua ni de telecomunicaciones.

Además, la anulación de la ley habilita a que las compañías de medicina privada y los seguros puedan volver a suspender o cancelar la cobertura en caso de deudas, informó el diario El Comercio, mientras que el cobro de las deudas de instituciones financieras será reprogramado hasta el 12 de noviembre.

En mayo, el Gobierno promulgó la ley de Apoyo Humanitario argumentando que estas ayudas sociales eran fundamentales para enfrentar la crisis económica y social profundizada por la pandemia.

Sin embargo, parte de la oposición, como el correísmo, la rechazó porque también incluía medidas de ajuste y de flexibilidad laboral, en consonancia con lo acordado entre las autoridades y el FMI el año anterior, y a contramano de las políticas expansivas de la mayoría de los países del mundo en aquel momento.

Con la pandemia como telón de fondo, la medida se sancionó dentro de un masivo paquete de ajuste, que incluyó la eliminación del subsidio a combustibles y habilitó a las empresas reducir la jornada laboral hasta la mitad y acordar la reducción de salarios.

El país se encuentra desde junio en un proceso de salida de las restricciones en la mayor parte de sus regiones y que pasó del aislamiento masivo al distanciamiento físico con un levantamiento paulatino de las restricciones.

Pese a la reapertura acelerada para frenar el derrumbe económico, la Cepal proyecta que el PBI del país se contraerá hasta nueve puntos porcentuales este año, lo que significa la quinta peor recesión de América del Sur.

En concreto, desde el inicio de la pandemia, Ecuador acumula 112.116 casos de coronavirus, de los cuales 1.409 se reportaron en las últimas 24 horas, informó el Ministerio de Salud.

A nivel provincial, Pichincha es la que más contagios acumula con 25.734 casos, de los cuales 23.217 corresponden a su capital, Quito, replicó la agencia de noticias EFE.

Pichincha es seguida por la costera de Guayas, que suma 19.275, de los cuales 13.102 se reportaron en su capital, Guayaquil.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202009/512331-la-ayudas-sociales-creadas-por-la-pandemia-en-ecuador-vencen-en-noviembre.html